¿Comprar acciones en el metaverso?: Wall Street podría sumarse al mundo virtual a través de los NFT blog.obsidiam.com

¿Comprar acciones en el metaverso?: Wall Street podría sumarse al mundo virtual a través de los NFT

Crear un mundo nuevo es desarrollar la economía a través de bienes y servicios que no existen aún y, probablemente, inspirar la generación de nuevas empresas. Esto es lo que hace el metaverso lanzado por Mark Zuckerberg a principios de noviembre, entendido como el cibermundo que hará interactuar a las personas, empresas y todo tipo de organizaciones de manera diferente a lo que conocemos.

Son varias las empresas gigantes que ya se sumaron a este nuevo mundo, como Disney, Adidas McDonald´s y recientemente Victoria´s Secret, entre tantas otras. Incluso, más de un banco de Wall Street se muestra receptivo a la idea de las economías virtuales.

Hasta el momento, la mayoría en sumarse fueron entidades privadas, dado su estatus que les brinda cierta independencia para interactuar con las nuevas tendencias innovadoras. Sin embargo, eso estaría por cambiar.

La Bolsa de Nueva York, o NYSE, también estaría por sumarse a este ecosistema, luego de presentar una solicitud de marca en la Oficina de Patentes y Marcas de los Estados Unidos (USPTO), con el fin de registrar el nombre «NYSE» para lanzar varios productos y servicios financieros, de blockchain y criptomonedas.

En el documento, se mencionan algunos de los productos especificados, los cuales incluyen software de realidad virtual y realidad aumentada, NFT (tokens no fungibles) y mercados en línea.

De acuerdo al escrito, el máximo ente búrsatil a nível global podría proporcionar «bienes virtuales descargables» para NFT y coleccionables digitales, así como «autenticación de datos en el campo con NFT utilizando la tecnología blockchain».

Por otra parte, el organismo detalló su intención de incluir servicios de «software descargable para monederos y almacenamiento de monedas digitales, virtuales y criptográficas; software de computadora descargable e interfaz de programación de aplicaciones (API) para permitir a los usuarios acceder, mantener, almacenar, exhibir, comprar, vender y comercializar activos virtuales y digitales, obras de arte, coleccionables, etc», entre otras funciones.

La incursión de la NYSE en los flamantes mercados de NFT y metaverso ocurre luego de un primer acercamiento de la entidad en abril pasado, cuando fueron acuñados seis NFT de la misma para conmemorar las primeras operaciones de Spotify, Snowflake, Unity, DoorDash y Roblox.

En su sitio oficial, la NYSE reveló que «hay muchos más NFT de NYSE por venir a medida que continuamos dando la bienvenida a nuevas e innovadoras empresas a nuestra comunidad».

Se estima que, a partir de la solicitud, el ente planee desarrollar un mercado de NFT propio para compradores, vendedores y traders de estos nuevos tipos de activos.

Metaverso, la nueva tentación del mercado

El metaverso es un universo paralelo al mundo físico que está formado por mundos virtuales interconectados y en el que se prevé que los humanos podremos vivir una existencia alternativa y hacer cosas que hacemos en la vida cotidiana como trabajar, jugar y reunirse, pero de forma digital. Según un informe de Bloomberg Intelligence, este entorno digital tiene un valor actual de u$s500.000 millones.

En algunos metaversos, la gente puede ganar criptomonedas a través del gaming y comerciar con tokens no fungibles, también conocidos como NFTs. Plataformas innovadoras como Decentraland y The Sandbox ya vendieron terrenos virtuales en dicho mercado, por valores de hasta u$s4,3 millones.

La decisión de la multinacional de redes sociales Facebook de cambiar su nombre corporativo por el de Meta y redirigir su estrategia de negocio hacia la construcción de un metaverso logró que muchos inversores se den cuenta de que los mundos virtuales pueden ser la próxima gran revolución, luego de la industrial.

Los expertos consideran que el metaverso es el futuro de la humanidad y de Internet y, por ello, diversas empresas, sobretodo de tecnología invierten miles de millones de dólares para convertirse en portales de entradas a esta dimensión.

«Facebook llegó y cambió el nombre a Meta… y entonces vimos que el sentimiento de los inversores cambiaba rápidamente», afirmó a Business Insider, Haim Israel, estratega de renta variable de Bank of America. «El interés de los inversores, el interés del mercado es realmente alto ahora mismo», añadió.

Otra de las potencias financieras que ya puso sus ojos en la industria virtual es Morgan Stanley, la cual calificó al metaverso como «el próximo gran objetivo» de inversión. «Puede cambiar fundamentalmente el medio a través del cual nos relacionamos con otros, vemos actuaciones musicales, nos relacionamos con marcas de moda, aprendemos o especulamos con activos digitales como los NFT o skins de juegos», resaltaron sus analistas en un documento emitido a fin de noviembre.

Cambio de paradigma

Ambicioso, sí. Inmediato, no tanto. La tecnología que respalda la visión de metaverso como la presentó Zuckberberg todavía está lejos en el horizonte.

Si bien ya hay casos de uso de realidad virtual y aumentada (especialmente en el mundo del gaming), desde Meta confirman a iProUP que quedan por construir «una gran cantidad de tecnología e infraestructura que llevará entre 5 y 10 años antes de que sea una realidad». Para ello:

La infraestructura debe transformarse con nuevas tecnologías, hardware y especificaciones de refrigeración para respaldar un servicio sólido

Se requiere construir nuevo equipamiento que incluya pantallas holográficas, proyectores, baterías, chips de silicio personalizados, cámaras, parlantes y sensores, entre otros
«En esencia, es un cambio profundo de internet en general. Es una propuesta diferente de utilizar la red e integrar plataformas en un solo concepto: un universo digital», revela a iProUP, Facundo Tula, Fundador de Diacrítica Consultores, agencia digital especializada en estrategia digital.

Según su visión, «el metaverso no es algo que esté inventando Facebook. Es un concepto de la ciencia ficción y que hace unos años resuena de forma muy sutil en internet en general».

Se trata de un modo de interactuar diferente. En este sentido, Tula ejemplifica lo que será el cambio entre el presente y el futuro:

«Ahora, podés entrar a Facebook en una pestaña del navegador, usar Whatsapp en otra o en el teléfono. A la vez, podés estar jugando con amigos mediante alguna plataforma web o una consola»
«Si cruzamos todo eso agregando realidad virtual, en lugar de tener pestañas en una pantalla y acciones que comandás con un joystick, teclado o mouse, podés colocarte un casco y vivenciar todo eso, pero en primera persona»
En este cambio de paradigma aparecen las oportunidades, tanto para empresas como para los usuarios.

Nuevo modelos

«Según Bloomberg Intelligence, el metaverso supondría para 2024 un negocio de u$s800.000 millones. Se abre un panorama comercial impresionante para las marcas, que desde ahora deberían pensar en estrategias que contemplen esta ‘hibridez’ de mundos físicos y digitales», señala a iProUP Santiago Olivera, presidente de Interact, la Unión de Agencias Interactias.

Asimismo, de acuerdo a un estudio de Wunderman Thompson al que accedió iProUP, los usuarios podrán acceder a bienes que solo existirán en el metaverso: desde obras de arte y prendas de ropa hasta propiedades que se venderían a u$s76.000 en promedio.

Una de las industrias con más «futuro» para las marcas es la de los videojuegos, que ofrece más potencialidades que la de la música o la del cine combinadas: gamevertising. «Ya pudimos acceder a esta experiencia en juegos como Fortnite o Roblox, en las que marcas como Ferrari o Hyundai se incorporaron a estos mundos digitales. El gran atractivo en el caso del gaming es la posibilidad de construir engagement con usuarios altamente fidelizados», señala Olivera.

Juanma Linares, Strategy Director de R/GA, remarca a iProUP que lo más interesante está en las oportunidades que «aún no podemos ni imaginar».

«Pueden ser nuevas formas de vender productos digitales existentes, creación de versiones digitales de artículos físicos, mejorar el relacionamiento con audiencias y el engagement de los procesos de trabajo remoto o híbrido, o proveer servicios a compañías comercializando el espacio del metaverso, entre otras», adelanta.

Según el directivo, «cuando el cambio es tan radical en los paradigmas, el pensamiento tradicional no nos sirve para aprovechar todo el potencial que generan esas innovaciones».

Fuente: iproup.com

Atención! El intercambio de bienes o productos, reales o virtuales, así como también de dinero o monedas, presenta riesgos inherentes tanto en su comercialización, como lo es su alta volatilidad, como en el uso de las plataformas que facilitan su operación. Obsidiam no se responsabiliza por estos riesgos y exhorta a todos los usuarios a documentarse en temas de seguridad, ciberseguridad y riesgos, antes de realizar cualquier tipo de transacción o inversión. Obsidiam no brinda asesoramiento legal, fiscal o de inversiones ni opera en nombre de sus usuarios. Todas las operaciones se ejecutan de forma automática, según los parámetros e instrucciones de los usuarios y de acuerdo con los procedimientos de ejecución de operaciones publicados, y los usuarios son los únicos responsables de determinar si cualquier inversión, estrategia de inversión o transacción relacionada es apropiada en función de sus objetivos de inversión personales. circunstancias financieras y tolerancia al riesgo. Si existiesen dudas es responsabilidad del usuario consultar a un profesional de derecho, fiscal, financiero o cualquier otro que corresponda, según sea el caso, con respecto a su situación específica y tomar la decisión que considere correcta bajo su propio riesgo.Para más detalle dirigirse al apartado legal, sección de Términos y Condiciones.

Nota: Tenga cuidado con las webs de phishing y asegúrese siempre de estar visitando el sitio web oficial de Obsidiam.com cuando ingrese datos confidenciales.

Abrir chat