¿Qué es una granja de minería de Bitcoin? blog.obsidiam.com

¿Qué es una granja de minería de Bitcoin?

Si quisiéramos explicar con pocas palabras qué es una granja de minería de Bitcoin, podríamos decir que es un lugar donde se generan criptomonedas a gran escala, utilizando equipos especializados como los ASIC para minar Bitcoin, que ejecutan numerosos cálculos computarizados de datos informáticos.

En una granja tradicional se cultivan plantas y se crían animales que generan productos para el consumo humano. En una granja minera de criptomonedas como bitcoin se hace básicamente lo mismo, solo que el producto que se obtiene no se puede comer. Aunque, con un solo bitcoin (BTC) puede que alcance para comprar todo lo que hay dentro de un minisúper.

¿Cómo funciona una granja de minería de criptomonedas?

Poner en marcha una granja de minería de Bitcoin es mucho más complejo que encender un montón de ordenadores y activar un programa para que minen. La minería a este nivel requiere instalaciones acondicionadas óptimamente, software especializado para el monitoreo de los equipos y, según sea el caso, hasta un grupo de personas (empleados o socios) que se encarguen también de monitorear el hardware y de hacer el mantenimiento respectivo cuando sea necesario.

En estas granjas nunca se duerme. Una vez encendidos los equipos de minería de Bitcoin, lo ideal es que estos no vuelvan a apagarse, a menos que sea hora de hacerles mantenimiento. Para sacar el mayor provecho posible, los mineros deben estar activos en todo momento. Esto implica un monitoreo constante del funcionamiento de la granja en general; desde el hardware minero, hasta lo relacionado con conexiones eléctricas y la disipación de calor.

El mantenimiento de una granja de minería de criptomonedas

Como estamos hablando de decenas o cientos de dispositivos mineros trabajando al mismo tiempo, en las granjas se utilizan softwares que permitan monitorear el desempeño de cada uno en específico. Esto facilita a sus operadores la detección y corrección de fallas de forma remota. Uno de estos es HiveOS, uno de los softwares más completos dedicados a esta labor de monitoreo de hardware minero.

Hora de la limpieza

Cada cierto tiempo, es importante apagar el hardware minero para realizar labores de mantenimiento. Es inevitable que le entre polvo y que algunas de sus piezas se desgasten. Por lo que conviene dedicar tiempo periódicamente a esta labor. En cuanto al polvo, la mejor práctica consiste en aspirar las habitaciones a diario. Se puede aspirar el polvo de los ventiladores de los equipos de minería una vez al mes, ayudándose con un paño con alcohol para limpiar las aspas. La limpieza en el interior se puede realizar una vez cada seis meses.

Es conveniente hacer el mantenimiento del hardware por partes, es decir, apagar y trabajar con una cantidad de equipos mientras los demás siguen activos. Luego de reinstalar los que ya han sido revisados, se procede a desconectar y trabajar en los que van quedando pendientes. De este modo, la granja se mantiene operativa. Dependiendo del tamaño de la granja, puede que sea necesario contar con más personal para realizar este procedimiento.

Los equipos ASIC para minar Bitcoin y las tarjetas de video para minar Ethereum necesitan mantenimiento de sus componentes eléctricos y de los chips. Por ejemplo, cada cierto tiempo hay que reemplazar la pasta térmica que ayuda a que el procesador (normalmente el chip principal) pueda liberar calor a través del disipador que va unido a los ventiladores. Lo ideal es mantener la temperatura del chip por debajo de los 70 grados y monitorearlo con una aplicación.

Los equipos se dañan si no los cuidas

Los mineros ASIC y las GPU se dañan si no eres cuidadoso con el mantenimiento y el medio ambiente que los rodea. Algunos equipos llegan a los talleres de reparación como si hubiesen estado minando debajo de la tierra o el agua. Considera que colocar un hardware de este tipo en el suelo, conectarlo a fuentes de poder inadecuadas, dañarán sus componentes internos. Una señal para saber que esto está ocurriendo es que tu equipo se recaliente y se apague solo. Otras señales están en su interior. Por ejemplo, el óxido, la tierra y el color amarillento son señales que podrían hacer que un equipo de minería deje de funcionar para siempre.

También es importante que los componentes que van unidos a la máquina sea los adecuados. Por ejemplo, no es recomendable que los equipos estén conectados a cualquier fuente de poder. En muchas ocasiones, los conectores de los equipos comienzan a dañarse por sobrecalentamiento cuando no utilizan fuentes de poder originales. Una manera de descubrir si esto está ocurriendo es ver si el plástico o los pines están adquiriendo un color amarillento.

Los factores externos son importantes para mantener una granja de minería

En lugares con climas que pueden tornarse inhóspitos, los administradores de granjas de minería pueden verse obligados a apagar sus equipos por unos días e incluso semanas. En China, cuando la minería era permitida, había granjas que detenían sus operaciones en la temporada de lluvias para resguardar sus equipos.

En Estados Unidos, específicamente en Texas y Iowa, grandes granjas de minería llegaron a suspender su funcionamiento durante el paso de la tormenta invernal Landom. Esto con el fin de evitar fallas en el suministro eléctrico que afectaran a la comunidad.

Tipos de granjas de minería

En cuanto a los tipos de granjas de minería, podríamos clasificarlas en tres renglones según el hardware que utilizan para minar: ASIC (circuito integrado de aplicación específica), GPU (unidad de procesamiento gráfico) o CPU (unidad de procesamiento central).

Los ASIC son equipos diseñados para minar un algoritmo en específico. Esto les permite ser mucho más potentes y eficientes que cualquier otro hardware minero. Los ASIC son utilizados especialmente en la minería de criptomonedas como bitcoin, bitcoin cash, litecoin, decred y dash, entre otras.

Las GPU son dispositivos cuyo objetivo principal es el procesamiento de gráficos, pero dada su potencia y versatilidad, también son excelentes para minar criptomonedas. Existen numerosos fabricantes, entre los principales están AMD, Nvidia e Intel. Los chips de las tarjetas gráficas suelen ser más potentes que los de las CPU. Sin embargo, dada la amplia gama de usos que tienen, también sus capacidades suelen estar en un rango amplio. Así podemos ver cómo compiten entre sí tarjetas gráficas de gama alta, de hace cinco años, con tarjetas gráficas actuales de gama media.

Un procesador central o CPU, por su parte, es lo que se considera el cerebro de tu ordenador o del smartphone desde el que estás leyendo este artículo y, aunque sea menos poderoso que los dispositivos antes mencionados, también puede emplearse para minar. En la actualidad no hay muchos mineros que decidan usar CPU para armar una granja de minería de criptomonedas como primera opción. Sin embargo, se puede encontrar rentabilidad en este segmento de la industria.

Las granjas pueden minar más de una criptomoneda, aunque esto depende del hardware que utilicen. Las granjas que usan equipos ASIC están más limitadas que las de GPU y CPU en este sentido, ya que este tipo de hardware es fabricado para trabajar con un algoritmo en específico, como mencionamos anteriormente.

En el caso de las granjas que minan con GPU o CPU, estas tienen una variedad mayor de criptomonedas a su disposición para minar, ya que estos equipos son mucho más versátiles. Entre las criptomonedas más minadas con GPU están ether (ETH) de Ethereum, ravencoin (RVN) y beam (BEAM). Por parte de la minería con CPU, la criptomoneda más minada con este tipo de hardware es monero (XMR).

Los ASIC tienen su grado de versatilidad

Los mineros ASIC no están sujetos a una criptomoneda en específico, sino a un algoritmo de minado. Este algoritmo es como un idioma, por lo que un ASIC que hable este idioma podrá comunicarse con todas las criptomonedas que lo hablen. Una granja dedicada a la minería de Bitcoin, también podría minar Bitcoin Cash (BCH) o Peercoin (PPC), ya que todas usan el algoritmo de minado SHA-256.

¿Es rentable tener una granja de minería de criptomonedas?

La rentabilidad de la minería de criptomonedas, al igual que todo lo relacionado con generar ganancias en este nicho, es algo relativo. La generación de ingresos mediante la minería depende de varios aspectos importantes.

El primer aspecto, y tal vez el más obvio, se trata de las fluctuaciones del mercado de criptomonedas. Este mercado es muy volátil y la criptomoneda que mines estará en un constante sube y baja, así que debes tener una buena estrategia o contar con asesoría profesional para sacar el mejor provecho de lo que obtengas a través de la minería.

La importancia de escoger el momento y conocer el mercado

Las granjas de minería tienen la posibilidad de minar varias criptomonedas dependiendo del hardware que utilicen. Esto permite que puedan hacer cambios para minar una criptomoneda u otra, de acuerdo con la rentabilidad que cada una ofrezca en determinado momento.

Los altibajos del mercado nos llevan a la segunda variable: la cantidad de mineros que hay en la red. Si el precio de una criptomoneda minable (ya que no todas las criptomonedas se pueden minar) sube, la tendencia es que el número de mineros en esta red aumente, ya que todos quieren sacar provecho del alza. Si el precio baja, la reacción suele ser contraria, la marea de obreros en la red baja y se van a minar otra criptomoneda que les parezca más rentable.

Puede que te preguntes: ¿y en qué me afecta que haya más o menos mineros de la criptomoneda que me interesa? La respuesta está en el mecanismo de consenso. La mayoría de las criptomonedas que se pueden minar, sino todas, usan la prueba de trabajo (PoW) como mecanismo de consenso.

Esta prueba suele venir acompañada de un ajuste automático de la dificultad que actuará según el hashrate global de la red, con el fin de balancear la producción de bloques. En otras palabras, si crece el número de mineros, eventualmente se hará más difícil minar para tus equipos y recibirás menos dividendos. Esto funciona de igual forma en el otro sentido, a menor cantidad de mineros, menor se hace la dificultad de minado.

El precio de servicios como la electricidad y el internet también afectarán tus ingresos. La electricidad es la que causa un mayor impacto de los dos. Esto se debe a que los equipos utilizados para la minería de criptomonedas se caracterizan por consumir mucha energía para poder procesar datos a la mayor velocidad posible.

Los lugares ideales para minar Bitcoin a gran escala son aquellos que gocen de energía eléctrica económica, pero estable. Hay países como Venezuela en los que la electricidad es sumamente económica, pero su servicio es bastante deficiente y suele presentar fallas. Esto desfavorece la eficiencia y rentabilidad de la minería. A continuación, puedes ver una tabla con los costos de la electricidad en distintos países de Latinoamérica y el mundo.

El precio de la electricidad en distintos países donde se mina Bitcoin

Por último, pero no menos importante, es elemental tener en cuenta el retorno de la inversión que se debe hacer en un principio para adquirir todo lo necesario para armar y acondicionar la granja. Desde la adquisición de hardware para la minería, hasta las instalaciones eléctricas internas y externas del sitio. Aunado a ello, hay que tener presente el costo del mantenimiento de los equipos y el lugar.

Los sistemas de refrigeración, que puede ser líquida o por medio de extractores de calor y acondicionadores de aire, y seguridad del sitio donde se ubique la granja, que van desde extintores de incendios hasta alarmas, son una inversión en la que no se debe escatimar. También hay que sumar los costos de los sistemas operativos que se usen, especialmente los de monitoreo que suelen funcionar con suscripciones mensuales o anuales y que son necesarios para operar a gran escala.

¿Qué necesito evaluar para tener mi propia granja de minería de Bitcoin?

Rentabilidad, hardware y software

Hay una lista de aspectos muy importantes que debes evaluar si deseas tener una granja de minería de criptomonedas. La primera de ellas es elegir la criptomoneda que deseas minar, un tema que está relacionado con lo que acabamos de hablar en el segmento pasado, la rentabilidad. Para un minero, en la mayoría de los casos, la mejor criptomoneda es la que le genere más ganancias.

Luego de haber elegido una criptomoneda a minar y haber estudiado su rentabilidad, ya sabes cuánto puedes invertir en hardware minero. Si minarás Bitcoin, necesitarás equipos ASIC que sean potentes y eficientes en cuanto al uso de energía. Los modelos AntMiner de Bitmain, los Whatsminer de MicroBT y los AvalonMiner de Canaan están entre los más utilizados en el nicho.

Si quieres minar otras criptomonedas como ether, ravencoin o beam, entonces debes pensar en rigs de minería compuestos por tarjetas gráficas. De momento, solo hay dos fabricantes: AMD y Nvidia, aunque Intel anunció hace poco el lanzamiento de su primera GPU.

La competencia por las GPU

En cuanto a marcas y modelos hay muchos, el problema suele ser la escasez y el sobreprecio que alcanzan, ya que no solo las quieren los mineros, sino también los diseñadores, arquitectos, streamers y jugadores de videojuegos.

Los rigs de minería con GPU también suelen llevar algo más de trabajo en un principio, ya que no vienen armados y listos para conectar, como es el caso de los ASIC. Estos debes comprarlos por piezas (tarjetas madre, fuentes de poder, discos duros, memorias RAM, etc) y ensamblarlos.

Con el hardware en mano, llega la hora del software. Los ASIC suelen tener su sistema operativo ya instalado, pero no sucede igual con los rigs de minería. En esos casos debes instalarles el sistema operativo que te resulte más confiable y conveniente, además del software de minería que usarás. A ello se suma el programa que vayas a usar para monitorear de forma remota el funcionamiento de tus máquinas.

Pool, monedero e instalaciones

Ya podrías encender tu granja de minería a estas alturas. Ahora debes elegir si minarás en pool, un grupo de mineros que operan en conjunto y distribuyen sus ganancias entre todos, o solo. De minar solo, las posibilidades de obtener una recompensa son mucho menores, si bien, de lograr resolver un bloque, toda la recompensa será solo tuya.

Sea que mines con tu granja en pool o solo, necesitarás una cartera para recibir tus pagos o recompensas por minar. En estos casos, ya que se trata de operaciones mineras a gran escala con un flujo relativamente alto de ingresos en comparación con un minero estándar, lo más recomendable es contar con una cartera fría o de hardware. Este tipo de monedero es el que ofrece mejor seguridad, ya que mantiene el acceso a tus criptomonedas fuera de línea.

El último aspecto, pero no por eso el menos importante, se trata de las instalaciones. El espacio donde estará ubicada tu granja debe ser un lugar seguro y fresco, en el que cuentes con un fluido eléctrico estable y capaz de suplir la demanda de tu granja, que será alta. Aunado a ello, el lugar debe cumplir con las normas básicas de seguridad industrial y estar bien acondicionado para evitar todo tipo de accidentes.

Fuente: criptonoticias.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Atención! El intercambio de bienes o productos, reales o virtuales, así como también de dinero o monedas, presenta riesgos inherentes tanto en su comercialización, como lo es su alta volatilidad, como en el uso de las plataformas que facilitan su operación. Obsidiam no se responsabiliza por estos riesgos y exhorta a todos los usuarios a documentarse en temas de seguridad, ciberseguridad y riesgos, antes de realizar cualquier tipo de transacción o inversión. Obsidiam no brinda asesoramiento legal, fiscal o de inversiones ni opera en nombre de sus usuarios. Todas las operaciones se ejecutan de forma automática, según los parámetros e instrucciones de los usuarios y de acuerdo con los procedimientos de ejecución de operaciones publicados, y los usuarios son los únicos responsables de determinar si cualquier inversión, estrategia de inversión o transacción relacionada es apropiada en función de sus objetivos de inversión personales. circunstancias financieras y tolerancia al riesgo. Si existiesen dudas es responsabilidad del usuario consultar a un profesional de derecho, fiscal, financiero o cualquier otro que corresponda, según sea el caso, con respecto a su situación específica y tomar la decisión que considere correcta bajo su propio riesgo.Para más detalle dirigirse al apartado legal, sección de Términos y Condiciones.

Nota: Tenga cuidado con las webs de phishing y asegúrese siempre de estar visitando el sitio web oficial de Obsidiam.com cuando ingrese datos confidenciales.

Abrir chat